sábado, 25 de febrero de 2012

Tarde de diciembre (haiku)

(Cortijo Pretel, Povedilla, diciembre 2011)
                  Tarde de diciembre:

                  bandada de estorninos

                  de entre las ruinas.

2 comentarios:

Juan Carlos Durilén dijo...

¡Qué hermoso contraste, Rafael!
Surge vida de esas ruinas, de ese abandono inerte.
Vida y libertad.
Me gustó mucho leerlo y releerlo.

Gracias.

Un abrazo.

Rafael Castillo Morales dijo...

Gracias Juan Carlos por tu comentario: era el día de fin de año y me sorprendió ver salir de aquellas paredes una grandísima cantidad de estorninos. ¿Qué harían allí?